"Sí a la fiesta del ciclismo, pero no a cualquier precio", asegura Grégory Devaud, copresidente del comité organizador de los Mundiales en carretera de 2020, previstos en Aigle-Martigny (Suiza) entre el 20 y 27 de septiembre, acontecimiento, junto al Tour, con fecha fija en el calendario de la UCI.

"Debemos ser humildes sobre la situación actual, por respeto a quienes luchan contra el virus a diario. El Mundial es una fiesta del ciclismo, sí, pero no a cualquier precio. Tendremos que ser coherentes con las decisiones tomadas, no ser implacables tampoco. Tomaremos una decisión antes del verano, a finales de junio", señaló Devaud en RTS sobre un evento que ya modificó parte de su programa, trasladando la prueba contrarreloj del domingo al miércoles.

Estas declaraciones condicionan la celebración del Mundial en un país que ha puesto condiciones a los eventos públicos, ya que las reuniones de más de 1,000 personas están prohibidas hasta el 31 de agosto, solo tres semanas antes del comienzo de los Mundiales.

Fuente: Diario As.com

Related posts

Ir a la barra de herramientas